Una de las experiencias más emocionantes que viven los amantes de la música, es presenciar un espectáculo en vivo de su artista favorito, en el cual no sólo se conjugan los temas favoritos interpretados por el artista, sino la escenografía, la iluminación y los bailes, todo ello sumado a la energía y emoción contagiante del resto del público.

Uno de los recintos que recientemente se han creado para tal fin, es el Arena de Ciudad de México, inaugurado en el mes de febrero del año 2012, luego de casi tres años de haberse iniciado su construcción. El día de la inauguración se presentó uno de los artistas mexicanos de mayor alcance internacional como lo es Luis Miguel.

El diseño fue contemplado para albergar no sólo artistas nacionales e internacionales, sino para que también se realicen eventos deportivos que atraigan gran cantidad de público, así como otros eventos de entretenimiento como actividades circenses.

La construcción sumó una inversión de más de 300 millones de dólares por parte de la empresa Zignia Live, quien es la dueña del local y trabaja de la mano de las empresas Design Productions y Música Moderna; que son las encargadas de realizar la programación y el contacto con los artistas.

Este recinto que tiene capacidad para 22.300 espectadores, ha estado totalmente lleno en diversas oportunidades, bien sea en ocasión de eventos varios o en la presentación de artistas locales o internacionales. Tal fue el caso de Gloria Trevi, quien logró la venta de la totalidad de la boletería en el año 2016, convirtiéndose así en la primera artista femenina con dicho logro.

El Arena dispone de dos helipuertos y de las más altas condiciones tecnológicas de seguridad tanto para los artistas como para el público asistente. Acompaña su tarima principal una pantalla LED de 700 metros cuadrados, que potencia aún más la experiencia de los espectadores de estar en un concierto en vivo.